¿De qué hablamos cuando hablamos?


La semana pasada, escuchando a Jaume Flaquer, éste dijo una frase que me resonó como un campanazo… ¿De qué hablamos cuando hablamos?

Demasiado a menudo parloteamos sin prestar atención a lo que decimos, sin tomar conciencia del lugar del que nace cada palabra ni del efecto que puede causar en quienes nos rodean.

Nuestras palabras más habituales nos descubren lo que nuestro corazón oculta. No es posible ser una persona muy austera y pasarse el día hablando de compras y superficialidades. Podrás tener una vida austera, pero no eres austero.

Atender a lo que decimos es una buena práctica de autoconocimiento, un buen camino para revelarnos a nosotros mismos quiénes somos hoy.

Del mismo modo, la persona sensible y con gran corazón presta especial atención al efecto de cada una de sus palabras porque -aunque se las lleve el viento- las heridas que causan quedan grabadas en el alma… A veces para siempre.

Fijémonos hoy en lo que vayamos a decir, no hablemos por hablar. Que cada palabra sea un regalo que haga de nuestro mundo -y del de quienes nos rodean- un lugar mejor.

Y me callo, que bastante he dicho ya.

Buen lunes

Anuncios

Un comentario en “¿De qué hablamos cuando hablamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.