¿Quién es tu Abate Faria?


https://www.ivoox.com/player_ej_29336969_4_1.html?c1=ff6600 Hace ya varios años que leo pocas novelas.  En primer lugar, porque tengo un tiempo libre muy limitado y prefiero dedicarlo a la lectura y estudio de ensayos.  En segundo lugar, porque –desde que descubrí los audiolibros- he dejado de leer novelas para escucharlas…  Especialmente cuando voy sólo en el coche o paseo por lugares ruidosos.  Pero hay un libro, una monumental novela, con la que de vez en cuando hago una excepción y me permito el disfrute de leerla en papel: El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas.  Con pocas novelas he disfrutado más que con ésta, y pocos personajes me han inspirado más admiración y -en cierto modo- reflexión que el Abate Faria. No voy a destripar la obra porque merece la pena ser leída, pero para seguir adelante es preciso aclarar que el Abate Faria es un personaje de la novela -se dice que inspirado en en José Custódio de Faria- que corresponde a un sacerdote italiano de sabiduría enciclopédica, mente y voluntad afiladas y excelentes modales que -con su influencia- cambiará la vida del joven protagonista, Edmundo Dantés. El Abate Faria, a través de su amistad y enseñanzas, aportará al joven marinero nuevas herramientas para entender el mundo, enfrentarse a la existencia, interpretar al ser humano y afrontar un futuro que comienza viéndose con oscuridad (debido a que ambos personajes se encuentran presos en la cárcel de If) y termina siendo excepcional gracias a los aportes del Abate.  Éstos no son sólo culturales sino también económicos y vitales, porque pone un tesoro en manos de Dantés y le ofrece una ocasión única para escapar de sus carceleros.  Estos hechos, unidos a las decisiones que toma Edmundo para vengarse con implacable paciencia e inteligencia de todos aquellos que le encerraron injustamente en prisión, posibilitan una trama que le mantiene a uno en constante estado de tensión, admiración y sorpresa. Así pues, el Abate es un auténtico maestro que transforma a Edmundo Dantés ofreciéndole desinteresadamente conocimientos, libertad y fortuna…  Aun sabiendo que el corazón de su joven discípulo encontrábase herido por una profunda sed de venganza que hacía imposible asegurar que dispusiera sus nuevos dones en favor de sus amigos…  Y no en contra sus enemigos.  Pero Faria descubre lo mejor de Edmundo, confía y respeta… Y ahí va la reflexión del día de hoy: ¿ha habido algún Abate Faria en tu vida?  ¿Alguien que al pasar por ella te haya transformado profundamente, te haya abierto nuevos mundos, te haya animado a transitar por nuevos caminos?  ¿Hay algún Abate Faria que haya cincelado el rostro que tienes hoy y te haya armado con las herramientas necesarias para forjarte el futuro que hoy te estás trabajando…  O deberías estar trabajándote?  Y la última pregunta, para terminar la meditación del día es: ¿y se lo has agradecido suficientemente?  ¿Le has reconocido su mérito?  ¿Has decidido compartir con los demás -por gratitud- el don que se te ha dado de que esa persona pasara por tu vida? Sólo tú conoces las respuestas.  Puede que tengas mucho que agradecer, o mucho que esperar porque cuando el discípulo está listo, aparece el maestro…  Puede que tu Abate Faria esté por llegar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.