La Escuela de los Antepasados de Paracelso


https://www.ivoox.com/player_ej_29526081_4_1.html?c1=ff6600
Hubo en el siglo XVI un extraño personaje al que siempre resulta interesante acercarse.  Lleva por nombre autoimpuesto el de Paracelso (similar a Celso, el médico romano del siglo I) y su saber -como el de los humanistas- parece capaz de contenerlo todo, y de relacionarlo todo con gracia y audacia.

Filósofo, teólogo o teósofo, médico, alquimista, astrólogo, mago…  Un compendio de sabiduría al que han admirado públicamente personajes de la talla de Giordano Bruno, Leibniz, Goethe, Jung…  Gigantes de la cultura a los que parece unir una máxima de Paracelso:

 

Que no sea vasallo de otro quien pueda ser su propio señor

 

Para esa búsqueda del personal señorío, Paracelso ofrece en su obra infinidad de recomendaciones.  Quiero repescar hoy una de ellas porque me parece especialmente olvidada en el momento en el que tú y yo vivimos.  La denomina la escuela de los antepasados, y la define así:

Investigamos en aquello que ya han buscado nuestros antepasados.  Pero no debemos asumir ciegamente todo lo que ellos nos han enseñado, sino sólo aquel saber que nos es necesario en nuestra propia época. ¡Porque lo pasado pasado está, y una nueva época plantea nuevas tareas!  Aunque los antiguos nos hayan dejado algunas cosas que nosotros podemos y debemos amar, no han llegado hasta nosotros de forma que ya no tengamos que seguir estudiando más que lo que tenemos de ellos; sino que debemos mejorar todas las cosas, debemos seguir investigando y aprender cosas nuevas.  Esta escuela y este mandato durarán hasta el fin de los tiempos.

Paracelso resuelve así, por elevación, la clásica tensión entre el respeto a la tradición y el deber de renovarse, de adecuarse a los tiempos que a cada uno le toca vivir.  Somos receptores de la Tradición para poder convertirnos en transmisores de una versión mejorada de la misma.

Debemos beber de nuestros antepasados y honrarlos enriqueciendo su legado con nuestras valiosas aportaciones.  Tenemos algo que decir, y debemos hacerlo.

La pregunta es: ¿lo haremos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.